Saltear al contenido principal

El fracaso de la reconversión monetaria

El Fracaso De La Reconversión Monetaria

Al momento de escribirles  estos comentarios es lunes 14 de enero y Nicolás Maduro está en cadena nacional con su perorata de ficción de costumbre, refiriéndose a un país que no existe: sin hiperinflación, sin depresión económica, sin escasez, sin emergencia humanitaria, sin desigualdad, con pleno empleo, con los servicios básicos en óptimo funcionamiento, sin crimen y sin corrupción. Uno se pregunta, si todo está tan bien aquí en Venezuela, ¿por qué los venezolanos están huyendo y migrando hacia otros países?

En 5 meses EL SR. Maduro aceleró EL fracaso de la reconversión MONETARIA con 3 alzas salariales. Consumidores y comerciantes no aceptan billetes de 2 ni de 5 bolívares, pese a que el Banco Central emitió 758,2 millones de piezas entre agosto y octubre, Comerciantes afirmaron que solo aceptan billetes a partir de 10 bolívares en adelante.

Cuando en fecha 03 de septiembre pasado les comente las consecuencias que tendrían el aumento que en cadena nacional le anuncio al País  del Sr. Maduro, el día 17 de Agosto pasado, en mi interior le rogaba a Dios que estuviera equivocado; lamentablemente No lo estaba. De seguidas un extracto de lo entonces comentado a UDS.

CITO: *** Veamos un Ejemplo de fracaso gerencial; el pasado viernes 17 del corriente mes, en horas de la tarde el Sr. Maduro en cadena de radio y televisión anuncio una serie de medidas “Gerenciales” tendientes a ¡Arreglar el país! Aquí solo citaré el referido al Salario Mínimo que supuestamente entrara en vigor a partir del próximo 1ro de septiembre, si no es pospuesta por razones de “causa mayor”.

Se anunció que el Salario mínimo pasaba de Bs. F. 3.200.000,00 a Bs. 180.000.000,00 desde el punto de vista humano y de que soñar, “no cuesta nada”, ese buen deseo, llevaba a Nuestros trabajadores en sueldo mínimo (unos 8.000.000 de ellos), a nuestros Jubilados, (unos 3.500.000), a los trabajadores en la nómina del Estado, unos 3.200.000, a los 600,000 mil trabajadores de las Alcaldías y Gobernaciones, cuyas nominas paga el estado, aun total de 15.300.000 trabajadores y jubilados a ganar $ 33,28 céntimos mensuales, para ese momento y hora. Ahora, veamos: (Bs. 180.000.000,00 / Bs. 5.409.511,25 = $ 33,28) esto ocurría a eso de las 5 PM, del día viernes 17.

Hoy 03 de septiembre, que les escribo siendo las 5:44 PM. Esos USA $ 33,28 céntimos, solo son: $ 20.82 céntimos, Veamos: (Bs. 180.000.000,00 / Bs. 8.768.000,00, cambio paralelo del día y hora de Hoy, = $ 20,53 y recién acaban de publicar en la gaceta oficial # 6.403 de fecha 1ro de septiembre del ejercicio en curso, el Decreto N° 3.601 que convierte en Ley de la Republica el aumento aquí citado, pero todavía no conocemos si el cestaticket o tiket de alimentación, decretado también  el pasado 1ro de septiembre, decreto # 3.602 equivalente al 10% = Bs. S/ 180,00 será parte de ese gigantesco aumento salarial o si será adicional a este, porque  ninguno de los Decretos, lo precisa con claridad, ni como deberán de ser pagados.

Para ser extremadamente claro, porque la materia es muy delicada, ambas citaciones cambiarias se las he hecho de acuerdo a lo indicado por Dolartoday, el más conservador de las ocho referencias cambiarias con que contamos los venezolanos, a esos efectos. Agregándoles una nota, el Dólar se está cotizando en el mercado paralelo, por ley de promedios en un poco más de Bs. 10.200.000,00 Por cada Dólar Americano; lo que obviamente, reduce el monto que finalmente recibirán los beneficiarios de este aumento, a USA $ 17.65 o sea, esas buenas intenciones, quedaron en apenas 14 días continuos, en USA $ 17,65 de $ 33,28 que eran el pasado 17 de Agosto, cuando el Sr. Maduro anuncio los aumentos, lo que nos recuerda lo que la Hiperinflación le hace a una Sociedad que transita el camino que la nuestra está transitando. ¡Aunque UD., no lo crea!

Aclaratoria a lugar: <A propósito, y para no confundirlos, solo he citado el valor del Dólar al cambio paralelo en Bs. Fuertes> cuando hoy ya circulan los Bs, Soberanos, que tienen; cinco (5) ceros menos.    

Ahora bien; ¿A cuánto les llegara el aumento del sueldo mínimo a los trabajadores beneficiados en términos de Dólares al cambio paralelo, cuando por primera vez lo reciban el próximo 15 del corriente mes?,… no olvidemos que la vida en Venezuela, se viene dolarizando poco a poco, lamentablemente, porque en estos días posteriores a los anuncios ya citados, los alimentos y artículos de primera necesidad, se dispararon en precios,… porque;… ni este gobierno, ni ninguno que lo pretenda lograra jamás que un comerciante, venda algo perdiendo dinero, ese detalle, es uno de  los detalles que le ha costado al gobierno de turno, la credibilidad, el pensar que regulando los precios de los artículos de primera necesidad, los controlaría, ellos han sacado un listado de 25 Artículos que tienen un precio “acordado” pero;,… del dicho al hecho,…hay mucho trecho. FIN DE LA CITA.-

No han transcurrido ni cinco meses desde que el bolívar soberano entró en circulación y ya es evidente en la calle el fracaso de la reconversión monetaria. Consumidores y comerciantes no aceptan los billetes de menor denominación, los de 2 y 5 bolívares, y volvieron las grandes pacas de efectivo de poco valor. Pero el gobierno, en vez de frenar la hiperinflación para que la moneda recupere poder de compra, la sigue alimentando con incrementos salariales que financia mediante la emisión de dinero sin respaldo por parte del Banco Central de Venezuela.

Si bien Nicolás Maduro prometió en agosto que preparaba un plan económico que incluía disciplina fiscal, acabar con la emisión de dinero inorgánico, liberar el tipo de cambio e incrementar el precio de la gasolina, lo único que ha hecho en el “Programa de Recuperación Económica” es reconvertir la moneda y decretar tres incrementos salariales: uno de 1.800 bolívares (5.900%), otro de 4.500 bolívares (150%) y el último de 18.000 bolívares (300%).

El economista Alejandro Grisanti, director de la firma Ecoanalítica, afirmó que la reconversión monetaria, así como el resto de las medidas económicas que se pusieron en marcha a partir del 20 de agosto, fracasó porque el gobierno no ha aprendido que sus gastos tienen que estar a un nivel cónsono con sus ingresos para detener el proceso hiperinflacionario.

Indicó que para 2019 se calcula una tasa de 10.000.000%, lo que significa que los precios se van a multiplicar por 100.000% durante el año y a cada precio se le van a agregar, por lo menos, cinco ceros. “En la medida que no se detenga la hiperinflación, el gobierno va a tener que hacer reconversiones monetarias casi anuales que no serán efectivas, ni se podrá eliminar la escasez que, de hecho, vuelve a sentirse en Venezuela”, dijo.

Señaló que anteriormente un billete de 500 bolívares alcanzaba para comprar 2 perros calientes, mientras que ahora se necesitan 4 o 5 de esa misma denominación para adquirir lo mismo. Cuando el bolívar soberano entró en circulación, en un puesto de “balas frías”, ubicado en el este de Caracas

Un consumidor podía comprar un par de perros calientes con un solo billete de 500 bolívares, el de mayor denominación. Ahora necesitaría 3 piezas para comerse uno solo, que cuesta 1.500 bolívares. Y si quiere un refresco, tendría que desembolsar otro billete de 500 y uno de 200 bolívares; sin embargo, los vendedores dijeron que los clientes, que pagaban con papel moneda desde que Maduro ordenaron a la banca en septiembre “liberar el dinero”, dejaron de cancelar con efectivo. “Los bancos limitaron una vez más la entrega de efectivo y emiten billetes de menor valor que la gente no quiere”, dijo uno de ellos.

Entre agosto y octubre, el Banco Central emitió más billetes de menor denominación. En esos tres meses el ente emisor puso en circulación 498,3 millones de piezas de 2 bolívares y 259,9 millones de 5 bolívares, mientras que del billete de 500 bolívares apenas emitió 2,4 millones de piezas.

Son los de menor denominación los que más entregan las entidades financieras y los que más saturan las billeteras. El diputado Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, dijo que el desprecio hacia la moneda, que es una consecuencia típica de un proceso hiperinflacionario, es mayor por lo engorroso que significa cargar con ella.

Y es que al comprar con billetes de 2 bolívares un simple caramelo de menta en un quiosco, una persona desembolsaría 50 piezas. Para un café, que cuesta en un negocio en el este de Caracas 1.000 bolívares, se requieren 500 piezas. Sin embargo, el comerciante le indicó a un posible cliente que solo aceptan billetes a partir de 10 bolívares en adelante. “No aceptamos de 2 ni de 5 porque esos ya nadie los quiere”, dijo.

Además, ahora con el último incremento salarial, que también elevó las pensiones de 4.500 a 18.000  bolívares, las personas mayores que cobren la pensión recibirán 36 piezas si es que el banco les paga con el billete de 500 bolívares.

“Los de menor denominación, como los de 2 y 5 bolívares, ya prácticamente no compran nada, y tener billetes de 500 tampoco significa mucho. Se vuelve a perder un cono monetario; otra vez nos volvemos a entrampar en una crisis de efectivo por la hiperinflación”, añadió Grisanti.

NUESTRO Análisis DEL Aumento DEL Salario Mínimo

Como ya habrán visto en las noticias, esto fue lo que anunció el Sr. Maduro:

El salario mínimo nacional estará en medio Petro: BS. S. 18.000,00 para la clase trabajadora de Venezuela

El incremento es de un 300% del salario mínimo, que pasó de 4.500 hasta los 18.000 bolívares. Se mantiene el pago del «diferencial»  y  según Maduro, esta medida tiene la finalidad de “quitarles la Excusa” a los empresarios de que el aumento, que calificó como un “factor de corrección” de su programa económico, es “causa de inflación”.

Según el anuncio:

Empresas: Bs. 4.500,00
Patria: Bs. 13.500,00
Beneficio de alimentación a cargo del empleador: Bs. 1.800,00.

El salario mínimo pasó de $1.73 al mes a $6.92, según la tasa paralela de cambio del 14-01-2018
Ante el aumento, debemos aclarar que el Ejecutivo no ha cumplido con las disposiciones establecidas en la LOTTT, para la fijación del salario mínimo, establecido en el artículo 129, y no ha sido publicado en Gaceta Oficial así como el aumento anterior. En esta oportunidad la razón principal es que se trata de un gobierno ilegitimo, sin autoridad legal para tomar ninguna medida. ¿Por qué?

  • Las elecciones del 20 de mayo estuvieron viciadas al no cumplir las regulaciones mínimas tanto Constitucionalmente ni conforme al Derecho internacional.
  • La comunidad internacional no reconoce la legitimidad de las elecciones
  • Maduro prácticamente se  «auto juramentó» el 10 de enero de 2019 ante el TSJ

¿Qué establece nuestra Constitución de 1999 al respecto?

Artículo 25.-  Todo acto dictado en ejercicio del Poder Público que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta Constitución y la ley es nulo, y los funcionarios públicos y funcionarias públicas que lo ordenen o ejecuten incurren en responsabilidad penal, civil y administrativa, según los casos, sin que les sirvan de excusa órdenes superiores.

Artículo 138. Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos.

Artículo 233.- Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato.

Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

Artículo 333 Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella.

En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

Entonces, si no tenemos elecciones legítimas, Nicolás Maduro, está usurpando el poder, el asunto es que desde hace tiempo no tenemos Estado de Derecho.

«QUIEN NO SABE GOBERNAR ES SIEMPRE UN USURPADOR»

¿QUÉ DEBE SUCEDER LEGALMENTE?

Que el Presidente de la Asamblea Nacional, recientemente juramentado, asuma la presidencia, para ello requiere: apoyo popular y militar, el apoyo internacional entendemos que ya se tiene; y que luego se convoque a elecciones. En teoría conforme al derecho constitucional es lo que debe ocurrir, ahora  la realidad es que no sabemos cómo se desarrollarán los hechos, ante la aparente fuerza militar que ostenta el régimen, ya que apoyo popular no tiene.

Ahora te ESTAS preguntando ¿y el aumento de salario? ¿Tengo que asumirlo o no? ¿Qué hago con los trabajadores?

Tenemos que tomar decisiones, si desconocemos el régimen no deberíamos acatar sus decretos, en definitiva es una tema de conciencia y de responsabilidad individual. No podemos cambiar las cosas, si seguimos haciendo lo mismo.

¿Qué hago con MIS trabajadores?

Es propicio recordarles; que sobre este tópico ya hemos abundado en demasía, Nuestros trabajadores son lo más importante para nuestras empresas, sin ellos, no seriamos Empresarios, están aquí con

Nosotros trabajando en Venezuela, algunos ya tienen años acompañándonos  y tienen las mismas necesidades que tenemos todos.

Ellos exigen su pago y con toda razón, pues están prestando sus servicios y conforme al artículo 111 LOTTT:

El salario debe ser suficiente para satisfacer las necesidades materiales morales e intelectuales del trabajador o trabajadora y de su familia. Se aumentará en correspondencia a la justa distribución de la riqueza. Los aumentos y ajustes que se hagan serán preferentemente objeto de acuerdos.

El Ejecutivo Nacional podrá decretar los aumentos de salario y medidas que estime necesarias, para proteger el poder adquisitivo de los trabajadores y las trabajadoras.

A tal fin realizará amplias consultas y conocerá las opiniones de las distintas organizaciones sociales e instituciones en materia socioeconómica. <Condición con la que jamás ha cumplido>

Todos sabemos que en la realidad económica que vivimos, no han anunciado el aumento cuando los precios de los productos ya aumentaron, y quienes son los más afectados: «la fuerza trabajadora».

«A medida que el exceso inflacionista de dinero hace subir precios, costes y tipos de cambio, el cada vez más amplio y elaborado aparato de la economía coercitiva intenta contrarrestar esta subida mediante medidas policíacas. La inflación reprimida se convierte así en un sistema de precios coactivos ficticios, que suele estar inseparablemente unido al usual sistema económico del colectivismo, y que se ha establecido en todos aquellos países donde el socialismo ha subido al poder o ejerce influencia» Wilhelm Röpke.

¿Qué puedes hacer COMO empleador?

Debes asumir una posición y hablar con tus empleados, muchos de ellos no entienden lo que está

Pasando ni las implicaciones, estamos en un momento crítico:

  1. Desconocer el régimen y no otorgar el aumento anunciado; esto no significa que dejarás a tus trabajadores desamparados, puedes otorgarles una ayuda económica. Es momento de dejar de pensar en intereses individuales.
  2. Otra opción siendo realistas y si queremos ayudar realmente al trabajador (dependiendo de la capacidad económica de cada organización) es otorgar un aumento mayor al anunciado, considerando que el «nuevo salario» no supera la base de cálculo de las Naciones Unidas para el umbral de la miseria que es $1,20 diarios.
  3. Otorgar el aumento tal cual como ha anunciado el régimen, con lo cual de alguna forma (moralmente) le das legitimidad.

NUESTRO ALERTA OPORTUNA.-

NO PUEDE DECRETARSE EL SALARIO MÍNIMO DE MANERA RETROACTIVA 

La Constitución Nacional de Venezuela, establece una garantía (derecho que nadie puede vulnerar) en su Artículo 24, según el cual: “Ninguna disposición legislativa tendrá efecto retroactivo, excepto cuando imponga menor pena”. Subrayo “ninguna disposición legislativa” lo que incluye a leyes, decretos, reglamentos, resoluciones, etcétera. La única excepción que permite la retroactividad es cuando la disposición trate la materia penal para imponer menor pena.

Así, la Ley nunca puede dictarse para aplicarse a una fecha anterior a su nacimiento, por lo que, para que nazca y tenga vigencia, se requiere de su publicación en la Gaceta Oficial. Es la fecha de la Gaceta Oficial la que servirá para determinar a partir de cuándo (de allí en adelante), una norma tiene el efecto de obligatoriedad para los ciudadanos. Así lo desarrolla el Artículo 1° del Código Civil que dispone: “La Ley es obligatoria desde su publicación en la Gaceta Oficial o desde la fecha posterior que ella misma indique”. Es decir, es necesario que la Ley sea publicada, para que sea obligatoria. No basta que se anuncie en una cadena que se hará esa ley. No basta ni siquiera que el Presidente efectivamente firme un Decreto, es requisito sine qua non (necesario) que la Ley sea publicada en la Gaceta Oficial, para que tenga el carácter obligatorio. Eso es así, porque de lo contrario caeríamos en un caos legal.

Recordemos que la ignorancia de la Ley no excusa su cumplimiento, por lo que, de acuerdo con el contrato social que nos constituye en República, se presupone que todos los ciudadanos deben acatar las normas «existentes«. No puede castigarse a un individuo que no cumplió ayer, el mes pasado, el año anterior o hace una década, una ley que voy a publicar mañana.

El sabio legislador, desde la fundación de la República, siempre ha mantenido esta garantía de irretroactividad legal. La ley aplica de aquí en adelante. Hacía atrás ni un día. Sin embargo, en el caso de Venezuela, donde pasa de todo, el Ejecutivo Nacional ha venido violado esta garantía constitucional en varias ocasiones. Unas tal vez por falta de asesoramiento, otras por improvisación y no quisiera nunca pensar que es por desprecio a la Constitución.

El 28 de noviembre de 2018, el Ejecutivo Nacional anunció vía «cadena», un incremento en el monto de salario mínimo para elevarlo de Bs S. 1.800,00 a Bs S. 4.500,00, con vigencia a partir del 1° de diciembre de 2018. Para que ese decreto tuviera vigencia con esa fecha, se requería, conforme a las normas antes analizadas, que se publicara el decreto en la Gaceta Oficial a más tardar el mismo día 01/12/2018, sin embargo, hasta la fecha (17/01/2019) no existe ninguna gaceta que establezca esa obligación para los patronos, por lo cual ese decreto es inexistente legalmente y carece de obligatoriedad.

Igualmente, el día 14 de enero de 2019, el ejecutivo nacional anunció que «dictará» un decreto que, aparentemente entraría en vigencia (según su dicho) a partir del 15 de enero de 2019, llevando el salario mínimo a Bs S. 18,000,00 mensuales, tomando como base de cálculo la mitad del valor de un “Petro”, pero para que este aumento fuera válido, se requeriría que se publique el decreto en la Gaceta antes del 15/01/2019 y,  a la fecha, tampoco  ha sido dictado.

Por ello debemos considerar, desde el punto de vista estrictamente legal, que el salario mínimo vigente, continúa siendo el salario Decretado el día 31/8/2018, con vigencia a partir del 1/9/2018 de BsS. 1.800,00, pues, desde ese decreto, no existe aún Gaceta Oficial alguna que haya modificado dicha obligación con un nuevo decreto. Los decretos por cadena no son legales.

Si el patrono no paga los salarios de Bs. S. 4.500,00 ni de Bs. S. 18.000,00, no podría ser sancionado porque no ha violado ninguna ley. No podría legalmente ningún juez o Inspector, proceder a sancionarlo, pues tendría que indicarle (cumpliendo las normas del Derecho Administrativo) “usted incumplió con el decreto tal publicado en la Gaceta cual”, pero no pueden hacerlo simplemente porque esos decretos nunca han sido publicados y, de publicarse ahora, no podrían constitucionalmente aplicarse retroactivamente, por lo que, a falta de una gaceta, no puede haber sanción alguna, ya que existe un principio universal de derecho penal que reza: “Nullum crimen, nulla poena sine praevia lege” que es una frase en latín, que se traduce como «Nulo el delito, nula la pena sin una ley previa«. Lógicamente que, en un verdadero estado de derecho, cualquier institución debería estar acorde con lo antes narrado, quiera Dios que en Venezuela no se viole ese estado de derecho.

CONCLUSIÓN

Aparentemente existen dos aumentos del salario mínimo, el primero de Bs. S. 4.500 a partir del 1ro. De diciembre de 2018 y, el segundo, de Bs. S. 18.000 a partir del 15 de enero de 2019, que hasta la fecha no tienen ningún sustento legal, por no estar publicados los respectivos decretos; y, por ende, ninguna entidad de trabajo está obligada a cumplirlos o acatarlos.

Si los patronos conceden voluntariamente esos aumentos, es porque quieren y no porque legítimamente estén obligadas a hacerlo. Sin duda alguna, dada la situación legal y política actual, el incumplimiento puede ser objeto de sanciones que, aunque injustas, es muy probable que sean aplicadas. Pero puedo afirmar que de acuerdo con la legislación venezolana, NO PUEDE DECRETARSE EL SALARIO MÍNIMO RETROACTIVO.

Es un asunto de criterios, de conciencia, de coherencia y de ciudadanía. Si sientes que necesitas apoyo, un amigo con el que hablar, si no sabes qué decisión tomar en el caso particular de tu organización, o si quieres asesoría legal calificada, te podemos ayudar, no importa que se trate de un tema distinto al de nuestras experticias Profesionales con las cuales ostentamos con orgullo tu distinción en condición de Asesores Nombrados, estamos tan cerca de ti como tú lo estas de tu Cel., simplemente, llámame, conversemos, 0414-328.8315, o tomamos Café en tu oficina o las nuestras.

«Cuando hay corrupción moral en una nación, su gobierno se desmorona fácilmente. En cambio, con líderes sabios y entendidos viene la estabilidad»

Somos de UDS.
Atentos Amigos, Asesores y Ss. Ss.
Lic. Jorge Amador Chávez Bocanegra
Presidente Ejecutivo