Saltear al contenido principal

¿Por qué aumentan los suicidios en Estados Unidos?

¿Por Qué Aumentan Los Suicidios En Estados Unidos?

Un nuevo estudio del gobierno de Estados Unidos reveló que el suicidio aumentó en todo el país desde 1999. Las cifras se publicaron en la semana en que las muertes de la diseñadora Kate Spade y del famoso chef Anthony Bourdain volvieron a poner el foco sobre este tema.

¿Qué ha provocado este constante aumento de los suicidios en Estados Unidos?, En 17 años, 30%.

Ese es el porcentaje en que la tasa general de suicidios ha aumentado en más de la mitad de los estados de EE UU, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). El aumento medio en todo el país es de alrededor de 25%.

Significa que alrededor de 16 de cada 100.000 estadounidenses se quitarán la vida. Solo en 2016 casi 45.000 personas se suicidaron en el país. Según los datos de los CDC, el suicidio aumentó.

La investigadora principal del estudio, Deborah Stone, dijo a la BBC que la agencia había estado investigando este aumento durante algún tiempo.

«Sabiendo que las tasas estaban aumentando, queríamos conocer los aumentos a nivel estatal y los factores que están contribuyendo», asegura Stone.

«En 25 estados hubo incrementos de más de 30%, ese fue un nuevo hallazgo para nosotros». Casi todos esos estados se encuentran en las regiones oeste y medio oeste de EE UU.

¿Por qué están aumentando los suicidios?

Si bien no existe un solo factor que conduzca al suicidio, Stone dice que los problemas financieros y de relaciones afectivas suelen ser las principales causas que contribuyen al suicidio en el país.

También apunta que algunos estados del oeste tienen históricamente una de las tasas más altas de suicidio, lo que podría estar relacionado con el hecho de que suelen ser de carácter más rural. Entre personas de cualquier género, edad, raza o grupo étnico.

Los estados rurales, explica, aún se están recuperando de las recesiones económicas. Las personas también tienden a estar más aisladas, sin acceso a la atención adecuada. Y estos estados han sido golpeados duramente por la epidemia de opiáceos.

Según la presidenta de la Asociación Estadounidense del Suicidio, Julie Cerel, tener mejores métodos de elaboración y presentación de informes y estudios podría explicar parte del aumento, pero también apunta a la falta de fondos suficientes para la investigación en salud mental y la atención preventiva.

«Nuestros sistemas de salud mental están teniendo dificultades en todo el país», dice. «En términos de capacitación de profesionales de salud mental, no estamos haciendo un gran trabajo».

En 2018, solo en diez estados es obligatorio que los profesionales de la salud reciban formación sobre prevención de suicidios. Cerel plantea otro problema de salud pública relacionado, aunque a menudo dejado a un lado: las armas de fuego.

«El debate sobre armas de fuego en EE UU se ha centrado en los horribles tiroteos en las escuelas, y queremos evitarlos; pero la gran mayoría de las muertes por armas de fuego son suicidios», dice.

«Simplemente no hablamos de eso en EE UU porque hay un estigma contra la salud mental. La gente piensa que los suicidios son diferentes. ¿Por qué deberían querer el control de armas? Nadie en su familia va a hacer eso», relata.

¿Hay relación entre el suicidio y las enfermedades mentales?

El estudio de los CDC encontró que el 54% de los estadounidenses que murieron a causa de un suicidio no tenían diagnosticada ninguna enfermedad de salud mental.

De hecho, según el CDC, los suicidios suponen los dos tercios de este tipo de muertes.

El doctor Jerry Reed, de la Alianza Nacional de Acción para la Prevención del Suicidio, dijo a la BBC que si bien «definitivamente existe una relación entre la enfermedad mental grave y el comportamiento suicida», los expertos han descubierto que no es solo un desafío de salud mental.

«Las condiciones económicas u oportunidades de subsistencia en declive podrían llevar a las personas a situaciones donde están en riesgo. Necesitamos intervenir en casos de salud mental y pública», dice Reed.

Cerel también destaca que son muchas las personas diagnosticadas con enfermedades mentales que no se quitan la vida. «No es algo tan simple como: ‘tenían problemas mentales, así que se suicidaron'». Añade, sin embargo, que los datos existentes pueden no estar representando correctamente el verdadero alcance de la enfermedad mental en EE UU.

«Si [los funcionarios] concluyen que es salud mental o no, se basa en un recuadro en los formularios que examina el médico forense», dice.

«Si no tienen familiares con los que hablar en el lugar del suicidio, no tienen idea de si se pudo tratar o no de un caso de salud mental. Algunos forenses vuelven y hacen una investigación exhaustiva, otros no».

Stone dice que el estudio de los CDC muestra que la pérdida de seres queridos, el abuso de sustancias, la salud física y los problemas legales y laborales son todos factores importantes. «Si nos enfocamos solo en una cosa, estamos olvidando a gente que está potencialmente en riesgo», dice.

Enseñar al país a salir adelante

Los expertos coinciden en que enseñar a las personas cómo procesar una pérdida y cómo hacer frente a las emociones difíciles es esencial para prevenir el suicidio. «No podemos dar por sentado que todo el mundo aprende esto mediante una fórmula mágica», dice el doctor Reed.

«Aprendemos cómo leer, cómo escribir. Así que también tenemos que ayudar a las personas a aprender a salir adelante. Entonces ¿qué es exactamente salir adelante desde el punto de vista de la salud mental? Cerel lo describió como tener un «plan de seguridad».

«Si las cosas van mal en tu vida ¿qué haces? ¿Hay cosas que puedes hacer para distraerte en ese momento? ¿Puedes mirar fotos de tus hijos o ver videos divertidos de gatos?».

Cerel también subraya que el objetivo final es alentar a las personas a ir a terapia y contar con profesionales de salud mental para ayudar a «cambiar el pensamiento disfuncional». Para algunas personas, «sentirse conectados y disfrutar de un sentimiento de pertenencia son realmente cosas importantes», dice Stone.

«Tenemos que involucrar a toda la comunidad, no solo a los profesionales de atención médica», dice Reed. «Somos una nación que necesita reconocer ese aislamiento».

¿Existe la Felicidad?

MI OPINION SOBRE ESTA REALIDAD NORTEAMERICANA

Quien suscribe, llego a los 17 años de edad a USA, Washington, D. C. el año 1958, no dominaba el idioma, más allá de lo aprendido en el Colegio la Salle en Lima, Perú, donde nací, llegue a Vivir en una Habitación con baño compartido, con un firme propósito: lograr hacerme un Profesional, para ello;  Estudie y trabaje en Georgetown University, y en otras Empresas hasta graduarme en 1964, esos cinco años, (5) fueron quizás la época más gratificante de mis primeros 23 años de vida, en todo sentido, tome lo mejor de lo que se conoce de los Estados Unidos, como el sueño Americano.

En aquella época, nada de lo que hemos leído en este tremendo Articulo que refleja una de las realidades de Hoy en el Gran País del norte, existían. Obviamente, siendo mi segunda patria, llego a ella todos los años, más de una vez, y si tenemos que aceptar, que la vida en Norteamérica Hoy, no es ni lejanamente la que Yo disfrute entonces, y no es que fuera fácil lograrlo, durmiendo un promedio de cuatro horas por noche por cinco años hasta graduarme, la realidad es; que todos los tiempos son difíciles para quienes como Yo, entonces no tenía ningún otro medio de subsistencia que Mi trabajo.  

Valió la “Pena el esfuerzo”, sin duda alguna; que sí, jamás hubiera logrado la vida que me he dado desde entonces hasta aquí, sin la Educación de esa querida Universidad y la Formación de Carácter, que los USA Marines supieron darme, para el logro Mis propósitos y Metas de vida y sobre todo, de la Fe absoluta en Mi mismo, de que nada es imposible, en esta vida ¡Cuando decides que es lo quieres y vas a lograrlo! que gracias a esos 10 años que Viví en los estrados Unidos de América tuve el privilegio de Vivir y disfrutar.

Lamentablemente, en estos últimos cinco (5) años de mengua continuada de calidad de vida, de los veinte (20) años de desperdicio generacional que el Socialismo del Siglo XXI nos ha dejado a los Venezolanos, y todo aquel que hace vida en este bendito país, nos ha dañado a unos más que a otros, por lo que hacemos votos, porque este mal sueño, acabe pronto.  

El suicidio viene siendo desde inicios de este siglo, una salida para aquellos que en determinado momento de sus vidas, no han encontrado / logrado sus propósitos de vida, y con toda seguridad, continuara siéndolo, nada detendrá esa merma humana, porque cuando el Hombre llega a conocer que hay mejores formas de vida, pero no puede alcanzarlas, por cualquier motivo para él valida, considerara suicidarse, siendo una de las causas más probables, la extrema pobreza en que viven los 5.6 Billones de Seres Humanos en el mundo, (Cita del último informe del banco mundial) a los que pertenecen más de 16 Millones de nuestros conciudadanos venezolanos.

 Y, no piensen por un minuto, que quienes toman ese camino; son cobardes,si alguno de Uds., Lo cree, espero que nunca tenga que cruzar, ¡Ese puente!

Somos de UDS.
Atentos Amigos, Asesores y Ss.  Ss.
JCHB.
Lic. Jorge Amador Chávez Bocanegra
Presidente Ejecutivo